OFERTA! We VIBE

Super Oferta We vibe Sync

Pagos aceptados

Opciones de pago disponibles

Atención telefónica

envio gratis

Productos TOP

SÍGUENOS EN:

APRENDE A DAR MASAJEs eróticos

Preparativos para el masaje erótico

masaje-eroticoA la hora de dar un masaje erótico se pueden improvisar muchas cosas, desde los patrones de las caricias y movimientos de nuestras manos, hasta improvisar de repente unos besos en la espalda o en la cintura de nuestra pareja... pero hay muchas otras cosas que no debemos dejar a la improvisación, y que nos ayudarán a que nuestro masaje erótico sea todo un éxito.

Vamos a repasar todas estas cosas una a una, porque aunque algunas nos sonarán obvias, podrían arruinar un momento mágico por no haberlo pensando antes.

 

Escoger el lugar

Deberemos escoger un lugar sobretodo tranquilo. Ya sea una estancia cerrada, una habitación, o un lugar íntimo al aire libre, necesitamos que se respire un ambiente de tranquilidad, sin ruidos molestos ni interrupciones.
Todo tiene su influencia, y si pretendemos dar un masaje erótico en una habitación donde no paran de oirse los coches, los vecinos, o si tenemos toda la estancia llena de ropa por ordenar y libros y materiales de estudio esparcidos por ella, no podremos pretender que nuestra pareja se sienta cómoda y relajada de antemano.

La temperatura idónea

Parece lógico, pero un lugar donde haga excesivo frío o excesivo calor arruinará de forma segura nuestro intento de masaje. Por lo tanto prestemos especial atención a la temperatura del lugar, y preparar la estancia mediante calefacciones  o estufas si es necesario, o mediante una buena ventilación o un suave aire acondicionado.
Si es al exterior, deberemos estar en una estación del año donde no haga frío ni un excesivo calor todavía, y donde el sol no vaya a quemarnos a nosotros y a nuestra pareja. La época primaveral o el principio del otoño serían adecuados para hacerlo.

Aromas agradables

aromatizadoresLos aromas de la estancia donde vayamos a dar el masaje erótico pueden llevar de antemano a la otra persona a un clima de relajación y extasis o a salir corriendo de la habitación.
Si acabamos de fregar el suelo... sabed que el erotismo también ha sido borrado por el olor de la lejía.
Por el contrario, unos aceites aromáticos, velas de masaje, o inciensos con olores muy suaves, impregnarán la atmósfera de un sugestivo aroma romántico y prometedor.

 

Luz, la necesaria

No queremos una habitación que parezca un cuarto oscuro pero mucho menos queremos unas luces cegadoras que nos hagan pensar que acabamos de entrar en el estadio de los Yankees. Si la estancia es muy oscura podremos solucionarlo con muchas velas colocadas estratégicamente. Y si tenemos unas lámparas que dan demasiada luz, probemos a taparlas cuidadosamente con un pañuelo de seda o una tela de colores cálidos como el naranja, o un color tierra. Pero hemos de comprobar que la zona que toque la tela no se caliente demasiado para que no prendamos fuego a la estancia, la idea es hacerlo pero de forma metafórica con nuestra pasión y la de nuestra pareja.
La luz tiene que transmitirnos tranquilidad.

Música sí, pero relajante

Una música suave y con el volumen bajo, será la mejor opción. Estilos chill-out, mejor que música clásica, ya que esta última puede que consiga que el masaje termine en un profundo sueño en lugar de en algo apasionante y ardiente. Los típicos CD's estilo Café del Mar son de lo más socorrido para estos momentos y contribuyen perfectamente a inducirnos hacia el ambiente que deseamos crear.

Tecnologías las mínimas

El móvil ni que decir tiene que estará desconectado, en silencio o ni siquiera estará en la estancia. Tampoco hemos venido a ver la tele por lo que si hay tele en esa habitación, sólo la necesitamos desconectada.
Un ordenador de sobremesa funcionando, con su ventilador sonando sin parar, también arruinará nuestro masaje, por lo que todas estas cosas, en OFF.

Las armas de seducción masiva acertadas

kits aceites de masajePara empezar el masaje erótico a nuestra pareja deberemos tener preparados los aceites a la temperatura adecuada, incluso si queréis aceites de masaje comestibles, así como las velas eróticas o polvos de masaje,  etc. 
Pero hemos de prestar especial atención a su elección, porque no debemos echar a perder el masaje por un aceite de mala calidad que escueza en la piel de nuestra pareja debido a una alergia a X producto. O simplemente acertar en las fragancias y aromas que desprendan estos productos. Si nuestros aceites de masaje son de coco, y nuestra pareja odia el coco y su olor, nos hemos cargado el masaje erótico y el momento por no haber sido un poco previsores.

En tu cama o en la mía

Si hablasemos de un masaje normal, para relajar los músculos o de un masaje terapéutico o deportivo, desde luego el sitio ideal sería una camilla de masaje.
Pero si nuestro propósito es dar un masaje erótico a nuestra pareja, una cama grande nos podrá servir y guardaremos ese as en la manga por si el masaje acaba tornándose un torbellino de pasiones y erotismo.
Sólamente un consejo más, si tumbamos a nuestra pareja en la cama y la colocamos de tal forma que su cabeza esté en una esquina de esta, y las piernas en la esquina opuesta, tendremos muchísimo mejor acceso a los lados izquierdo y derecho de la persona a la hora de acariciarla.

 

 

Tu compra