OFERTA! We VIBE

Super Oferta We vibe Sync

Pagos aceptados

Opciones de pago disponibles

Atención telefónica

envio gratis

Productos TOP

SÍGUENOS EN:

APRENDE A DAR MASAJEs eróticos

Cómo dar un masaje erótico

Cómo dar un masaje eróticoEl masaje erótico es una forma de llevar más allá las simples caricias que podemos darnos en pareja, convirtiéndolas en una parte tan placentera como el propio acto sexual.

El hecho de recorrer el cuerpo de la persona deseada con nuestras manos y sentirnos piel con piel, puede llevar la excitación y el deseo a unos níveles muy emocionantes, y la satisfacción de dar placer a nuestra pareja hará que creemos una atmósfera de reciprocidad ideal para el sexo y el amor.

El masaje en si se definiría como el hecho de tocar con mayor o menor intensidad a una persona siguiendo un patrón en los movimientos, por lo que podríamos hablar de masaje erótico al tipo de caricias que aún siguiendo un patrón, no están destinadas a cumplir ninguna función más que el placer y el erotismo del que lo da y el que lo recibe.


Hemos de tener en cuenta que para que un masaje erótico funcione debemos tener una cierta predisposición, y por supuesto nuestra pareja también. Se necesita un momento tranquilo, alegre y alejado de los problemas y el stress de la vida diaria.

 

Cuando demos un masaje erótico a nuestra pareja no hay ninguna regla o instrucción más allá de las que nosotros mismos hayamos querido crear. Podemos hacer que la pareja se sienta erotizada, que se duerma de placer, que se ría por sentir cosquilleo... No hay ningún fin más que el placer. Pero lo que no debemos hacer es centrar el masaje erótico en solamente un previo al sexo y al orgasmo, porque de hacer esto, estaríamos perdiendonos todo el placer que suponen las caricias al cuerpo de la otra persona y sus reacciones.
Así que debemos dejar que el cariño, el deseo y el erotismo fluyan en el ambiente y a través de nuestras manos hacia nuestr@ compañer@.

Recomendaciones

- Una de las cosas más importantes a la hora de dar un masaje erótico es estar 100% enfocado en esto, y no tener la mente ocupada en ninguna otra cosa, ni siquiera en la expectativa que tenemos nosotros sobre el masaje, o en las expectativas que creemos que tendrá la otra persona, ni mucho menos pensar en comparaciones sobre como lo haría un masajista profesional. Para esta tranquilidad necesitamos estar en una postura cómoda (muy importante), en una habitación que no nos haga pasar calor ni frío,  ya que el masaje puede durar hasta que las dos partes lo deseen, y una postura incómoda o una mala temperatura puede agobiar muchísimo a la persona que da el masaje, y esto se transmitirá al receptor.
Hay que recordar que en el masaje erótico, nada más que la sensación del que lo percibe indica si está bien hecho o no. Si hacemos sentir bien a la persona que recibe el masaje, ya es un masaje erótico perfecto, independientemente de las teorías o las instrucciones técnicas existentes para darlo. Así que no hay que presionarse a un@ mism@.

- Otro punto importante a la hora de dar un masaje sensual a la pareja, es el de procurar mantener el contacto siempre con almenos una de nuestras manos sobre la piel de la otra persona, e ir delineando cada contorno de su cuerpo. Además, si vamos a utilizar aceites de masaje, debemos tener cuidado en los parones para volver a usar el aceite, procurando lograr coger más aceite sin interrumpir bruscamente el masaje, y prestando especial atención a la temperatura del aceite o de la crema para masaje en si, ya que si está excesivamente frío por ejemplo, la sensación para nuestra pareja podría ser muy desagradable.
Por si no las conocíais hay velas para masaje, las cuales son una gran apuesta de cara a no caer en los fallos como el de la crema helada por el cuerpo de nuestr@ acompañante.

- Y la última recomendación está ligada con las dos anteriores y es hacer que el patrón de movimientos del masaje erótico sea fluido y mantenga un movimiento contínuo. Hacer que las caricias y los movimientos se fundan el uno con el otro, enlazándose y preparando la caricia siguiente.
Ya os decimos que no es la técnica lo importante, sino la expresión y las ganas que le ponga tanto el que lo da como el que lo recibe, abándonanse al placer de acariciar y ser acariciado.

Tu compra